Se encuentra usted aquí

Información por Comunidad Autónoma

País Vasco

La Comunidad Autónoma del País Vasco se halla fuertemente condicionada por su ubicación junto al Golfo de Vizcaya. Las predicciones climatológicas, aun siendo dispares, predicen para finales de siglo un aumento de la temperatura, una subida del nivel del mar,  una reducción de la precipitación global, y un aumento de la frecuencia de episodios extremos como olas de calor y lluvias torrenciales. Estas variaciones aplicadas a las diferentes condiciones orográficas, urbanísticas y climáticas del País Vasco definen la vulnerabilidad de cada área geográfica a los distintos impactos. A nivel general, es previsible que las zonas costeras y los pueblos ribereños se vean afectados por la subida del nivel del mar y por las lluvias torrenciales, que puedan originar mayor probabilidad de inundaciones. El clima urbano, y las olas de calor, se hallarán influidos por los fenómenos denominados “islas de calor” y tanto los medios naturales como el sector primario se verán afectados por los cambios ambientales, por la disponibilidad de agua y por la modificación de los ciclos vegetativos

1. Visión de la estrategia Klima 2050

Euskadi cuenta con una economía competitiva baja en carbono y adaptada a los efectos climáticos, derivada de la consolidación de una política de cambio climático basada en el conocimiento, que ha permitido aprovechar las oportunidades que ofrecen la innovación y el desarrollo tecnológico. Ello ha sido posible gracias a la corresponsabilidad de todos los agentes de la sociedad vasca, impulsados por la acción ejemplarizante de la Administración Pública. Para alcanzar esta Visión a 2050, la Estrategia identifica las siguientes cinco premisas como condiciones esenciales a tener en cuenta en la política de cambio climático:

2. Objetivos

Alineados con los compromisos internacionales, y tras el análisis de diferentes escenarios, en base a hipótesis socioeconómicas y energéticas, la estrategia define los siguientes objetivos:

  • Reducir las emisiones de GEI de Euskadi en al menos un 40 %a 2030 y en al menos un 80 % a 2050, respecto al año 2005.
  • Alcanzar en el año 2050 un consumo de energía renovable del 40 % sobre el consumo final.
  • Asegurar la resiliencia del territorio vasco al cambio climático