Plataforma sobre Adaptación al Cambio Climático en España

Se encuentra usted aquí

Eventos extremos

La Estrategia de la Unión Europea (UE) de adaptación al cambio climático, adoptada por la Comisión Europea en abril de 2013, establece un marco y mecanismos para preparar a la UE ante los impactos climáticos actuales y futuros. La estrategia de adaptación de la UE tiene tres objetivos.
La Comisión Europea ha publicado en 2021 su nueva Estrategia de Adaptación al Cambio Climático para preparar a los 27 ante los efectos inevitables de este fenómeno y reducir la vulnerabilidad frente a fenómenos extremos como olas de calor, sequías e inundaciones.
Esta publicación se ha desarrollado en el marco del proyecto LIFE SHARA "Sensibilización y conocimiento para la adaptación al cambio climático", un proyecto del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, coordinado por la Fundación Biodiversidad y en el que participan l

Adaptación al cambio climático mediante la selección de variedades frutales adaptadas a inviernos menos fríos

Autor de la imagen: Ruth Aranda/Fototeca CENEAM

 

Las previsiones de cambio climático señalan un aumento de las temperaturas medias durante los meses de invierno. En el caso de frutales de zona templada, estos cambios de fenología van frecuentemente asociados a problemas de floración en algunas zonas debido a un insuficiente frío invernal. 

MONTADO-ADAPT - Sistema Integrado de Gestión de Dehesa – Área piloto L5.- La finca Casablanca

Autor de la imagen: LIFE MontadoAdapt/Fototeca CENEAM

 

Supone un proyecto de fomento a la adaptación de dehesas o montados, sistemas seminaturales extensivo de formaciones arboladas dispersas, dominados por quercíneas y mantenidos por la actividad humana, que combinan actividades agrícolas, ganaderas y forestales, y que caracterizan los paisajes del Sur de la Península Ibérica. 

Parque de inundación “La Marjal”

Autor de la imagen: Ayuntamiento de Alicante/Fototeca CENEAM

 

El desarrollo urbanístico de la ciudad de Alicante ocupó una zona litoral, que en tiempos remotos fue una llanura de inundación natural o marjal. Sin embargo, a pesar de la construcción de una importante red de aguas pluviales, seguían produciéndose inundaciones durante episodios de lluvias de fuerte intensidad.