Se encuentra usted aquí

Informe RegionsAdapt 2017: Las regiones aceleran la adaptación al cambio climático

El 7 de febrero, la Red de Gobiernos Regionales para el Desarrollo Sostenible (nrg4SD) presentó el “Informe RegionsAdapt 2017: Las regiones aceleran la adaptación al cambio climático”. El documento reúne y analiza los datos sobre las actividades de adaptación y los riesgos asociados al cambio climático de 35 gobiernos regionales, entre ellos Cataluña y País Vasco.

nrg4SD es una red global que representa a los gobiernos regionales (estados, regiones y provincias) en los ámbitos del cambio climático, la biodiversidad y el desarrollo sostenible, en línea con los mandatos de las convenciones y agendas de Naciones Unidas. La red se fundó en 2002, durante la Cumbre de la Tierra de Johannesburgo, y cuenta con más de 50 miembros procedentes de 30 países y cuatro continentes.

Se trata del segundo informe de la iniciativa RegionsAdapt, que promovida por Cataluña (España) y Río de Janeiro (Brasil), surgió hace poco más de dos años durante la COP21 de París. Su objetivo es inspirar y apoyar a los gobiernos regionales para que pasen a la acción, colaboren entre ellos y compartan información sobre medidas de adaptación al cambio climático. RegionsAdapt reúne actualmente a 70 miembros que representan a más de 295 millones de personas de 26 países en cinco continentes.

El documento realiza una evaluación de los dos primeros años de RegionsAdapt, destacando su crecimiento y que más del 74% de sus miembros fundadores han cumplido los compromisos establecidos cuando se creó esta iniciativa.

Se describen los más de 200 riesgos físicos asociados al cambio climático que han sido identificados por los 35 gobiernos participantes. Entre los más severos destacan las sequias, los cambios en la estacionalidad de las precipitaciones, los eventos extremos o el aumento de temperatura. Además, señala que en 2017 se implantaron más de 270 acciones de adaptación y establece nuevos compromisos que los gobiernos regionales deberán atender antes de 2021.

Entre las regiones analizadas en el estudio se encuentran Cataluña y País Vasco y se describen algunas de las políticas públicas de adaptación al cambio climático que dichas Comunidades Autónomas están poniendo en marcha.

En el caso de Cataluña, describe la importancia de la planificación hidrológica ante los riesgos más frecuentes de sequía que se manifiesta en el Plan de Gestión del Distrito de Cuenca Fluvial de Cataluña, el Plan de gestión de la sequía y, entre otras, en actuaciones para impulsar el uso de agua regenerada o mejorar de la eficiencia del riego en las comarcas agrícolas. También se mencionan los sistemas anti inundación instalados en algunas ciudades del Área Metropolitana de Barcelona con el fin de reducir el riesgo de inundación, garantizar la calidad de las aguas de baño y regular el flujo en plantas de tratamiento de agua.

En cuanto al País Vasco, el informe destaca las medidas para anticipar los riesgos de un cambio en la estacionalidad de las precipitaciones. Así, se han incorporado estimaciones de estrés hídrico en los planes hidrológicos, se ha facilitado la creación de espacios verdes en municipios y planes para áreas especiales de conservación. Además, se resaltan los diversos proyectos piloto llevados a cabo para proteger a la población de las olas de calor, como el mapeo térmico, las soluciones naturales en el planeamiento urbano o el análisis de sus impactos de con el fin de mejorar los protocolos de emergencia en la región

Puedes consultar el informe completo aquí.

 

Fecha: 
Jueves, 26 Abril, 2018
Fecha inicio/final Noticia: 
Jue, 26/04/2018